Skip to content

La palabra del experto: Dra. Antonella Curcio – La Vulvodinia

DEKA Intimate La palabra del experto - Dra. Antonella Curcio
No nos resignemos al dolor pélvico crónico

«El diagnóstico de dolor pélvico crónico es una admisión de fracaso diagnóstico y terapéutico»: ésta es una dura afirmación de la Dra. Antonella Curcio, ginecóloga desde hace más de 40 años, que se ocupa de la salud íntima de la mujer, centrándose en escuchar las situaciones dolorosas que las pacientes le relatan muy a menudo.
La vulvodinia es un síndrome de dolor crónico que afecta al 12-15% de las mujeres de la población mundial. En Italia, una mujer consulta al menos a 7 médicos para obtener un diagnóstico correcto y alrededor del 30% no lo consigue. Una patología que afecta fuertemente a la calidad de vida de las mujeres, a sus relaciones sociales y de pareja y que a menudo permanece oculta tras muchos tabúes.

 

Hablamos de ello con la Dra. Antonella Curcio, ginecóloga y experta en endocrinología ginecológica, menopausia e incontinencia urinaria de Florencia.

¿Qué quiere decir con «fracaso diagnóstico y terapéutico»?

Cuando una mujer llega a desarrollar dolor pélvico crónico, ya ha padecido una o varias patologías continuas durante años. El dolor es un síntoma que con demasiada frecuencia se desprecia de forma simplista y frecuente en relación con la paciente mujer que «el dolor lo tiene en la cabeza».
El dolor crónico activa una especie de bucle perverso que, como un ciclón, se autoalimenta, afectando cada vez más a la sexualidad de la mujer y, en particular, a su identidad sexual, su función sexual y su relación de pareja.
Si no lo comprendemos y no intervenimos a tiempo, el incendio —porque la inflamación es un incendio bioquímico— cambia de cara y se extiende. El daño tisular causado por la inflamación se extiende a las fibras nerviosas hasta el punto de crear una especie de cortocircuito en las vías de transmisión de los impulsos eléctricos del dolor. Y así, el dolor parece ser de una intensidad mucho mayor de lo que cabría esperar.

¿Qué podemos hacer para no llegar a este punto?

En primer lugar, la mujer no debe resignarse al dolor y pedir (y exigir) ayuda a los especialistas.
Los médicos debemos prestar la máxima atención en el encuadre de la patología y su manejo para conseguir resultados acordes con las expectativas. Escuchar a las pacientes es fundamental, hacer que se sientan a gusto incluso cuando hablan de temas delicados, sin imponerles una anamnesis a veces mortificante. Este es un punto muy importante a la hora de abordar la patología del dolor, que en muchos casos está relacionada con la hipertonía del suelo pélvico provocada por la contracción defensiva del organismo en caso de dolor.
Hoy disponemos de oportunidades terapéuticas ofrecidas por la tecnología, científicamente probadas, que nos ayudan a mejorar la calidad de vida de las pacientes.

Se habla mucho de la vulvodinia, creando incluso cierta confusión. Se trata de una patología muy compleja, en la que intervienen aspectos físicos, patológicos y psicológicos. ¿Qué recursos existen para combatir la vulvodinia relacionada con la hipertonía del suelo pélvico?

Utilizo el dispositivo Dr. Arnold, una silla terapéutica que, gracias a su protocolo específico para descontracturar los músculos, es eficaz para mejorar la vulvodinia relacionada con la hipertonía del suelo pélvico. En pocas palabras, el uso de este protocolo da lugar a una especie de fisioterapia tecnológica: Dr. Arnold emite ondas electromagnéticas que estimulan selectivamente los haces musculares, induciendo contracciones muy intensas y produciendo una relajación del tono muscular hasta reequilibrar el tejido. Durante el tratamiento, la paciente, gracias a las contracciones inducidas, también aprende sobre músculos en su mayoría desconocidos. Por eso hablamos de tratamiento reeducativo y rehabilitación.
Los resultados son excelentes, también porque la paciente, vestida y cómodamente sentada, está muy relajada, no siente dolor ni molestias y esto contribuye a la acción descontracturante de la máquina.

Otros artículos

DEKA Intimate Dr Posada ESP

La incontinencia urinaria femenina es un síntoma que se presenta con mucha frecuencia y, sin embargo, no es referida por...

DEKA Intimate - IntimateStory Cristina

A principios de 2021 empecé a tener un ardor extraño. En el pasado, como muchas de nosotras, había sufrido dolencias...

DEKA-Intimate: Parola all'esperto Dr. Andrea Biondo - La Vulvodinia

Algo está cambiando: los viejos tabúes se tambalean, voces conocidas hablan en primera persona para romper el velo de silencio...

Fiammetta Trallo ESP I

Tarde o temprano llega la menopausia… y los trastornos de la intimidad sexual La menopausia es un acontecimiento natural y...

DEKA Intimate - IntimateStory Francesca

«Después de mantener relaciones sexuales sentía tanto dolor que no podía caminar». La vulvodinia de Francesca: «Cambié 8 ginecólogos en...

DEKA Intimate La palabra del experto - Dr. Maurizio Filippini

Desterremos un tópico: la incontinencia urinaria no es un hecho natural al que tengamos que resignarnos Estamos en el gimnasio,...

A supporto del benessere femminile

Privacy Policy

A favor del bienestar de la mujer

Política de Privacidad