Skip to content

La palabra del experto: Dra. Fiammetta Trallo – Trastornos de la intimidad sexual

Fiammetta Trallo ESP I
Tarde o temprano llega la menopausia… y los trastornos de la intimidad sexual

La menopausia es un acontecimiento natural y tarde o temprano todos tenemos que enfrentarnos a ella.
La causa es una disminución de la producción de hormonas estrogénicas por parte de los ovarios. En algunas mujeres es más pronunciado, en otras menos, por lo que no todas tenemos los mismos síntomas o los tenemos en mayor o menor medida.
Lo cierto es que sentimos un cambio en todo nuestro cuerpo. El fenómeno más conspicuo es el cese de la menstruación, pero desde el aparato genital hasta los vasos sanguíneos, desde el cerebro hasta la vejiga, pasando por los músculos, los huesos y la piel, nuestro físico se ve afectado por esta mutación.
Si de la osteoporosis relacionada con la menopausia se habla mucho y la prevención se convierte en un arma fundamental, para aliviar los molestos sofocos, sobre todo nocturnos, hay muchos productos eficaces, incluso naturales, poco se dice de los cambios que surgen de forma más sutil y que tienden no solo a persistir sino a agravarse: los trastornos de la intimidad sexual.

Foto Intervista Dottoressa Fiametta Trallo_2

Hablamos de ello con la Dra. Fiammetta Trallo, especialista en ginecología y obstetricia.


¿Cómo afrontan las mujeres los trastornos de la esfera íntima?

Los trastornos íntimos y sexuales están muy extendidos entre las mujeres, sobre todo en la premenopausia y la posmenopausia, pero también en el posparto y después de terapias contra el cáncer. Sin embargo, muy pocas mujeres reconocen los síntomas y consultan a un especialista para encontrar una solución. Muy a menudo ni siquiera hablan de ello con amigas o hermanas porque se confían muy poco sobre estos temas íntimos. Y esto no es bueno. A menudo les resulta difícil hablar de ello, incluso con su ginecólogo.

En mi experiencia personal también prefiero investigar con preguntas directas antes incluso de empezar la exploración en la camilla ginecológica. De este modo, intento tranquilizar a mis pacientes estando disponible para escuchar no solo los problemas ginecológicos sino también los relacionados con la esfera sexual. Cuando el déficit hormonal de la menopausia altera la función sexual, el malestar es sobre todo psicológico, con repercusiones en la calidad de la vida relacional de la pareja.

¿Qué son los trastornos vulvovaginales debidos a una carencia hormonal?

Antiguamente denominada atrofia vulvovaginal, hoy en día se denomina más correctamente síndrome urogenital, ya que la vejiga y la vagina están en estrecho contacto y su bienestar está mediado por las hormonas estrogénicas, que faltan o disminuyen considerablemente durante la menopausia.

La deficiencia hormonal reduce la producción de colágeno en todo el cuerpo, una valiosa sustancia que controla la elasticidad de los tejidos corporales. Los efectos «pueden verse en la cara y sentirse en las partes más íntimas». La mucosa vulvovaginal se adelgaza y disminuyen tanto la lubricación como la elasticidad. Y a partir de ahí, síntomas como el ardor, el picor y la sequedad pueden convertirse en una molestia íntima más o menos constante que genere dolor durante el coito. El deterioro de la función sexual puede dificultar cualquier forma de placer más allá del deseo. Alcanzar el orgasmo se convierte en una hazaña. Y la caída de la libido debida a la deficiencia hormonal se agrava. Recordemos que no basta con hacer lo que quiere la mente, ¡también hay que ver lo que puede hacer el cuerpo! Si el órgano del placer no funciona correctamente, el deseo por sí solo no es suficiente.

El riesgo es entrar en un «círculo vicioso»: la mujer evita el coito por el malestar emocional y físico que siente y esto conduce a una disminución del deseo de intimidad sexual.

La vejiga también se ve afectada. La disminución hormonal altera la dinámica de llenado y vaciado de la vejiga y genera molestias urinarias: incontinencia, aumento de la frecuencia, urgencia y sensación de vaciado incompleto. Otro trastorno es la cistitis poscoital. Aparece 24-48 horas después de la relación sexual debido a un traumatismo en los tejidos urogenitales adelgazados y puede asociarse a una vulvovaginitis.

¿De qué soluciones disponen las mujeres para combatir los trastornos íntimos y sexuales?

Es importante llevar una dieta y un estilo de higiene correctos, se pueden utilizar terapias naturales a largo plazo y terapias farmacológicas cortas en la fase aguda, pero sobre todo, he obtenido excelentes resultados con la terapia láser de última generación para el fotorrejuvenecimiento vaginal con beneficios duraderos. Llevo muchos años utilizando el tratamiento con láser de CO2 MonaLisa Touch™ de DEKA, para gran satisfacción de mis pacientes. Y la mía también, tanto como ginecóloga que ayuda a las mujeres a resolver un problema nada desdeñable como porque yo también me he sometido a esta terapia y he obtenido considerables beneficios.

MonaLisa Touch™ restaura la lubricación y la elasticidad vaginal y mejora la función de la vejiga y del suelo pélvico, restablece las condiciones de la mucosa vaginal propias de la edad fértil y la estética de las partes íntimas con efectos duraderos. Es una terapia altamente eficaz, indolora, no invasiva y no inyectable, no estimula la producción hormonal ni siquiera localmente y carece de efectos secundarios. Una excelente alternativa a la cirugía menor, que no siempre está exenta de riesgos, y a las terapias hormonales, sobre todo para las mujeres que no quieren o no pueden tomarlas.

¿Cómo funciona MonaLisa Touch™?

Mediante una sonda vaginal especial, se emiten rayos láser en el interior de la vagina. La energía transmitida aumenta la circulación sanguínea, aporta más nutrientes y estimula la producción de colágeno y fibras elásticas mediante la reactivación de los fibrocitos en fibroblastos, las células responsables del buen funcionamiento de la elasticidad de los tejidos, incluidos los tejidos vulvovaginales y urinarios.
No se trata, por tanto, de un mero ensamblaje de fibras elásticas residuales, sino de una verdadera producción desde cero de colágeno y matriz celular.
De este modo, la mucosa se regenera y, en consecuencia, rejuvenece, volviendo a estar hidratada, lubricada y elástica, con una mejora significativa de la respuesta sexual y de los síntomas urinarios.
Como confirman los estudios histológicos, un mes después de la primera sesión la mucosa vaginal ya muestra signos claros de rejuvenecimiento, así como un engrosamiento significativo de la mucosa.

Aquí concluye nuestra entrevista con la Dra. Fiammetta Trallo. Pronto publicaremos la segunda parte.

Otros artículos

DEKA Intimate Dr Posada ESP

La incontinencia urinaria femenina es un síntoma que se presenta con mucha frecuencia y, sin embargo, no es referida por...

DEKA-Intimate: Parola all'esperto Dr. Andrea Biondo - La Vulvodinia

Algo está cambiando: los viejos tabúes se tambalean, voces conocidas hablan en primera persona para romper el velo de silencio...

DEKA Intimate La palabra del experto - Dra. Antonella Curcio

No nos resignemos al dolor pélvico crónico «El diagnóstico de dolor pélvico crónico es una admisión de fracaso diagnóstico y...

DEKA Intimate La palabra del experto - Dr. Maurizio Filippini

Desterremos un tópico: la incontinencia urinaria no es un hecho natural al que tengamos que resignarnos Estamos en el gimnasio,...

Fiammetta Trallo ESP II

Tarde o temprano llega la menopausia… no te preocupes, ¡tenemos las herramientas para afrontarla! La tecnología láser MonaLisa Touch –...

A supporto del benessere femminile

Privacy Policy

A favor del bienestar de la mujer

Política de Privacidad